Si nunca has viajado en autocaravana o furgoneta camper y te gustaría alquilar una este verano, a continuación te dejamos unos cuantos consejos para saber qué vehículo elegir y cómo organizarte para tener un viaje inolvidable.

Antes de alquilarla, tienes que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • El estado de la autocaravana o furgoneta camper. Es importante que el vehículo no tenga muchos años y esté revisado completamente. Cuanto más nuevo sea, más comodidades tendremos a la hora de viajar. Por lo general, los vehículos de este tipo de alquiler suelen tener entre 2 y 4 años.
  • El equipamiento de la autocaravana o camper también es un punto importante a la hora de alquilar el vehículo. Dependiendo del viaje que queramos hacer, podremos elegir si queremos que la furgoneta camper lleve baño incorporado, cocina con gas o con vitrocerámica a diesel, calefacción estática, agua caliente, el funcionamiento de la nevera a compresor de 12v o trivalente, también su capacidad, las camas, etc. Normalmente las autocaravanas suelen venir muy bien equipadas porque tienen espacio suficiente, no obstante, las furgonetas camper vienen equipadas según el tamaño del vehículo.
  • Es evidente que el precio del alquiler variará según el tamaño y los accesorios que lleve equipado el vehículo, por lo tanto, debemos valorar que es realmente lo que necesitamos para disfrutar del viaje sin echar nada en falta.
  • También, tenemos que elegir bien a la empresa de alquiler de autocaravana o furgoneta camper, ya que es importante que si tenemos cualquier problema con el vehículo, dispondremos de un teléfono de emergencia donde poder llamar y que nos puedan solucionar el problema.

Aunque la empresa de alquiler nos explica todo el funcionamiento de cada accesorio antes de salir con el vehículo, no está de más recordar algunos aspectos a  la hora de viajar en furgoneta o camper:

  • Es muy importante conocer la altura y el largo del vehículo, en muchos casos, no podremos entrar en parkings ni en sitios estrechos. Si no hemos conducido nunca un vehículo grande, debemos ir con precaución a la hora de conducir una autocaravana, pues hay que tener mucho cuidado con los obstáculos laterales, las ramas de los árboles, etc.
  • A la hora de conducir el vehículo, es primordial que antes de salir, nos fijemos en que todas las ventanas y claraboyas estén cerradas correctamente, si viajamos con algunas de ellas abiertas, nos las podemos cargar con cualquier obstáculo que encontremos por el camino.
  • La velocidad de este tipo de vehículos no es la misma que la de un coche, hay que tener en cuenta que viajamos con un vehículo grande y muy pesado por la cantidad de accesorios que lleva instalados, por lo que en norma general, debemos de tener más precaución y aumentar la distancia de seguridad por si necesitamos realizar un frenado de emergencia.
  • A la hora de estacionar, tenemos que intentar dejar el vehículo en un sitio donde no sobresalga demasiado ni impida el tránsito correcto del tráfico, es importante elegir bien la zona para que no tengamos ninguna sorpresa.
  • Antes de irnos a algún lugar fuera de la ciudad, hay que revisar bien los niveles de agua de los depósitos, así como el diesel o el gas si vamos a utilizar la cocina o la calefacción estática. No nos gustaría llegar a un sitio escondido a lo alto de la montaña y darnos cuenta que no disponemos de suficiente agua para ducharnos o suficiente diesel para poder cocinar con la vitrocerámica o encender la calefacción en días de frío.
  • Y por último y no menos importante, intentad llevar solamente lo necesario, no cargueis el vehículo con cosas que no sabeis si vais a utilizar, el espacio interior es reducido, por lo que cuanto menos cosas llevemos, más comodos estaremos.