Tenemos la gran suerte de vivir en Andalucía, no podemos tener mejores lugares para visitar y mejor clima para divertirnos con nuestros niños, no es necesario esperar a que llegue el verano para disfrutar al aire libre, con Vivecamper cada fin de semana puede ser único para que toda la familia disfrute como se merece tras una semana de cole y trabajo, os proponemos un fin de semana en el Bosque , si quieres saber todo lo que puedes hacer allí, sigue leyendo…

La idea es visitar el Parque natural de Grazalema,pero para ver todos los pueblos que lo forman necesitaríamos más que el fin de semana , nos decidimos por el Bosque, hay por delante dos horas más o menos de camino desde Málaga, viajando con Vivecamper los niños irán entretenidos durante el trayecto ya que pueden ir viendo el televisor o jugando con los juegos de mesa, no es demasiado tiempo lo que tardaremos en llegar por lo que no es necesario parar, pero si no quieres que se le haga demasiado pesado o por si necesitan usar el baño (los míos lo necesitarán seguro) podéis hacer parada en Teba.

Cuando hayáis llegado al destino lo que primero debéis hacer es parar en su centro de visitantes donde podemos encontrar una exposición de las distintas riquezas naturales y culturales que encontraremos en estos pueblos blancos y cómo han sabido aprovechar las mismas a través del corcho, la ganadería o la caza. Hay varios elementos interactivos por lo que los niños podrán disfrutar descubriendo la información.

Recomendamos hacer la visita a la piscifactoría, el precio de la entrada es barato y la visita incluye la explicación de lo que hacen allí con las truchas y para que los niños no se aburran pueden echarles de comer. Funcionan también como venta al público así que los visitantes podemos comprarlas así como otros productos típicos de la zona. Recomendamos hacer una llamada antes de ir para saber los horarios y días de la semana que se puede visitar, aunque por lo que hemos visto los fines de semana tienen un horario bastante asequible.

Si habéis llegado hasta aquí con ganas de aventura no podéis dejar de hacer la ruta de senderismo por el río Majaceite, sendero de unos 5 km que empieza en el Bosque y que termina en Benamahoma, es de dificultad baja para que lo disfrute toda la familia ,la ruta discurre paralela al curso del río Majaceite ,se puede hacer en cualquier época del año pero evidentemente los niños van a disfrutarla más si pueden darse un chapuzón en algunas de las pozas que hay .Si sois amantes de las fotos podréis sacar sin demasiada dificultad muchas de ellas espectaculares. Al llegar a Benamahoma podéis hacer un descanso y comer en cualquiera de sus bares y restaurantes, por lo que hemos podido saber en todos ellos se come bastante bien y con un precio adecuado, otra opción es llevar mochila con comida y bebida y hacer un pequeño picnic en los numerosos descansos que tiene el sendero, recomendamos no comer demasiado porque luego hay que volver a hacer la ruta al revés para llegar a la autocaravana , después de comer y dependiendo de la fecha del año se puede hacer más pesado el camino de vuelta para los niños .

Dependiendo de la fecha que hayáis elegido para el viaje podréis hacer noche en el área de autocaravanas que encontrareis a la entrada del pueblo (www.areasac.es) o podréis alojaros en el campin La Torrecilla (www.campinglatorrecilla.es), no es lo mismo un plan que otro, los niños preferirán el camping para poder seguir disfrutando la tarde dándose un chapuzón en la piscina, aunque hay que decir en favor del área que dejando la autocaravana en el área que   tenéis todas las visitas a realizar más cerca .

Amanece un nuevo día, os recomendamos empezar la mañana con un buen desayuno que incluya como no queso, si aún no habéis parado en el pueblo a comprar, os recomendamos visitar el Museo del queso el Bosqueño, allí encontraréis la exposición y venta de productos típicos de la Sierra de Cádiz, con lo que más se van a divertir los niños es en la visita guiada con taller de elaboración de queso, por lo que hemos leído en su página estas visitas son en grupo , habría que llamar antes para verificar con ellos la posibilidad de hacer el taller .En la visita se incluye degustación de queso y vino de la zona.

Tras la visita al museo hay que ir al Jardín botánico El Castillejo, allí podremos hacer una visita guiada y podremos conocer las especies vegetales más representativas de los ecosistemas de la Sierra de Grazalema, podemos ver pinsapos, abetos autóctonos además de otras muchas plantas.

Cerca del jardín botánico hay mesas y sillas cerca del río para comer así que no podremos tener mejores vistas mientras reponemos fuerzas.

Tras hacer un descanso después de la comida no queda más remedio que volver a casa, os espera de nuevo una vuelta que esperamos tengáis tranquila y esperamos que la experiencia haya sido lo suficientemente divertida como para volver a repetir con Vivecamper.